La egosfera, a la 2.0

La definición de Web 2.0 que podemos encontrar en sitios como la Wikipedia es un tanto vaga y compleja, así que dejadme resumirla: una web es tanto o más 2.0 según lo que obligados que estén los demás usuarios a subirte el ego para que ellos también puedan tener su ración de peloteo de vuelta :P

Si queda alguien que no me odie después de este párrafo, dejadme que amplie un poco mi opinión:

Hace algunos años estaba muy enganchado a los foros, y aprendí muchísimo en sitios como Ojo Digital gracias a las críticas constructivas, y a algunas destructivas, que se hacían del trabajo de los demás. Con el tiempo, en toda comunidad surgen grupos de amigos que, bien por no herir los sentimientos de los compañeros, o bien por preparar el camino para las críticas en sentido contrario, van suavizand su actitud, y entonces surge el compadreo.

La red 2.0 ha consistido, básicamente, en ampliar los grupos de amigos hasta lo inimaginable años atrás, fagocitando amigos, enemigos y muchísimos desconocidos, lo cual ha desbordado el compadreo a límites que antes era difícil imaginar. Desde Twitter a Flickr, pasando por Last.FM y muchos más (por citar algunos servicios en principio bastante distintos entre sí), se engancha al usuario a base de competir por número de comentarios, de amigos o de visitas.

Flickr, por ejemplo, tiene un enorme potencial de fondo: hay grupos muy interesantes, con mucha información y buenas discusiones, y a veces hay críticas completas y constructivas, pero… ¿no suena esto a los foros 1.0 de antes? La cara que se presenta, en cambio, es bien distinta: fotos luchando por salir a portada, con decenas de comentarios de «tu foto es la mejor del mundo, únela al grupo mi-mural-de-fotos-bonitas-que-te-cagas-y-de-paso-a-ver-si-te-pasas-por-mi-galería-y-me-añades-alguna-como-favorita«.

En otros sitios, pasan tres cuartos de lo mismo: Alguno habrá que daría alguna extremidad del cuerpo para que edans fuera su follower en Twitter (Enjuto dixit).

Si ya unimos todos los servicios, uno tiene que dedicarle una jornada laboral entera a hacerse notar en la red. Antes veíamos noticias, videos y chorradillas varias, y se las pasábamos a los amigos por email, al viejo estilo spammer, pero ahora tenemos que puntuarlos, comentarlos, compartirlos, y subirlos a nuestro Tumblr para ser alguien, y sentarnos a esperar que alguien nos traiga algo de ego de vuelta, bien en forma de comentario pasteloso o bien en forma de un simple +1 en algún contador que nos haga felices.

Que nadie piense que digo esto porque no me atraiga la web 2.0, sino todo lo contrario: tengo mi Twitter, mi Tumblr, mi Flickr, mi Friendfeed, mi canal de Youtube, este blog, y nosecuantas cosas más, y soy el primero al que se le cae el culo por mirar el correo a ver si hay algo que haga subir un poquillo su ego; pero siento un poco vacío este nuevo mundo, con grandes ídolos que mueven masas a base de seleccionar las noticias más aptas para el mainstream para menearlas, o a base de crear supuesto arte para las masas usando la técnica que más halagos fáciles genere en ese momento.

Afortunadamente, todos los mundos siguien ahí, el «antiguo» y el nuevo, y podemos colaborar en todos. Después de una época de postalero en la fotografía, y de estrés en la egosfera, siempre vuelvo a alguno de mis foros «de siempre» a aprender y a experimentar, y ahora mismo es lo que me apetece. Además, creo que con este post acabo de ganarme ser ignorado en todos los servicios sociales, así que ya no hay vuelta atrás :D

Responder a meneame.net Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: