Casablanca: las medinas

Después de haber estado en puntos más turísticos de Marruecos, como Aislah, y en algunas otras ciudades de mayoría musulmana, como Estambul, Casablanca deja un sabor agridulce, con puntos monumentales como la Gran Mezquita (próximamente), pero con bastante menos mimo con los turistas, que básicamente son un bien a explotar por los taxistas y comerciantes locales.

Aún así, la Medina Antigua tiene un encanto que no había vivido en otros zocos parecidos, y es que en determinados momentos, los locales abundan más que los turistas, y uno tiene más la sensación de estar en un mercado vivo que en un escaparate.


Aún así, la Medina Nueva, más tranquila pero menos «auténtica», también tiene sus rincones interesantes.


En la siguiente tanda tocarán las fotos más «estándar», del interior y el exterior de la Gran Mezquita. De momento, podéis ver la galería completa en Flickr.

Responder a Niva Explorer Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: