blog action day: geeks verdes

Por poquito no me pierdo el blog action day por culpa de la jornada laboral, pero en su momento me comprometí a escribir una entrada sobre medio ambiente hoy, y me toca hacerlo :)

Como sé que hay mucho geek, por ahí fuera, vamos a intentar darle vueltas a un tema: ¿qué podemos hacer los amantes de la tecnología para cuidar el medio ambiente, y disfrutar con ello?

Mi primer consejo es que nunca, nunca, nunca intentes tener el mejor ordenador que te puedas permitir. Sé que es muy goloso, pero piensa primero si lo necesitas, y cuánta energía te va a costar conseguir lo que quieres. Echando un vistazo rápido a una tienda online cualquiera, veo que los PCs suelen llevar fuentes de alimentación de entre 250W y 350W, pero que el tema se dispara si vas a una configuración pensada para jugar. En un buen PC, la mayor parte de este consumo se lo llevan las tarjetas gráficas, que cada vez piden más y más energía.

Resulta interesante ver esta noticia sobre el consumo de energía de un PC para jugones. El PC de pruebas (que ciertamente es superior a lo que solemos tener los jugones, pero nos vale de referencia) consumía 227W en reposo, y subía hasta más de 400W en algunos juegos. Pensándolo fríamente, es una burrada: ¿os imagináis tener todo el día la aspiradora encendida? Pues básicamente equivaldría a tener ese bicho encendido sólo para gestionar descargas… y eso suponiendo que apaguemos la pantalla, porque una de tubo puede duplicar ese consumo fácilmente.

¿Qué hacemos entonces? Si sólo necesitas un PC en casa y no te interesa demasiado jugar, o bien si ya tienes cubierto el tema de juegos con un PC dedicado a ese tema o una consola, la alternativa más geek es fácil: píllate un buen portátil. Un Macbook, por ejemplo, consume 60W y tiene una potencia con la que soñábamos hace algunos añitos… aunque es cierto que tiene una gráfica más bien pestosilla. Un portátil de gama alta, de todas formas, no suele consumir mucho más, y tiene otra gran ventaja: reduce con mucho la contaminación acústica. Muchos diréis que es una tontería, pero desde que me he pasado a un portátil trabajo mucho más relajado, sin ruidos de ventiladores en la habitación.

¿Y si necesitas sólo trabajar con aplicaciones de ofimática? Entonces mi consejo es que te compres directamente un ordenador de segunda o tercera mano con unos cuantos añitos. Yéndonos a los extremos, hay gente que usa un 486DX2 a 66Mhz con Windows 95 y Office 97 para hacer exactamente lo mismo que hacen la mayoría de los usuarios con su ordenador último modelo. Es cierto que los sistemas operativos de hace 10 años no tenían la seguridad y las capacidades de los actuales, pero siendo realistas poca gente se preocupa por esas cosas.

Aunque claro… si realmente eres un tecnófilo y quieres algo cool, sigues teniendo alternativas: un barebone con disipación pasiva puede ser molón y solucionarte perfectamente la vida, hasta si lo quieres usar como Home Cinema en el salón… y tampoco hacen ruido, oiga ;)

Si ya quieres el no va más, puedes plantearte opciones que consumen sólo 5 vatios, pero quizá sólo te haga el apaño como router/firewall casero… o no. Yo sigo convencido de que los ordenadores «obsoletos» o «cutres» pueden ser tan productivos como algunas maravillas actuales con un pelín de tuning y si eres conciente de tus espectativas.

Mi segundo consejo es que te apliques el cuento en el resto de tu vida diaria. Si tienes esa opción, ir al trabajo en tren, con mi portátil en las rodillas, o mejor aún, cacharreando con un iPhone, tiene que ser un gustazo, y estarás fomentando el transporte público. Si no, tienes muchas alternativas en coches, pero si la cartera te deja, el gran juguetito ecológico es el Prius.

Que sí, que es caro, pero oye… hay gente que se gasta más en un tanque andante, con un consumo brutal, y una masa enorme que genera más inercia, que a su vez te obliga a tirar más de frenos para pararte, y a quemar más fósiles para recuperar velocidad después. Precisamente por eso me encanta la idea de los híbridos: si no somos capaces de plantear una alternativa a las energías no renovables, lo menos que podemos hacer es aprovecharlas, es todo un avance poder recuperar algo de energía cuando frenamos. Si a eso le unimos una pantalla tactil de 7″, muchos botoncitos, y un bonito gráfico que te cuenta para dónde va la energía, iremos más contentos que unas castañuelas cuando se lo enseñemos a nuestros amigos. Ah, y suena muy poco, igual que los portátiles de los que hablábamos antes :D

Como esto, seguro que tenemos mil cosas más. Por ejemplo, la domótica es una golosina en manos de un freak con pasta, y puede ayudarnos a gestionar de manera más inteligente la electrónica de la casa. Ya puestos, muchos tenemos energía solar para calentar el agua, pero quedan muchas puertas abiertas para usarla para muchas más cosas.

Todo esto no tiene nada que ver con mi vida, claro… tengo un portátil sólo porque me venía bien tenerlo, no me daba para un Prius y me quedé con un Corolla, y lo más domótico que tengo en mi casa es el mando de la tele; pero no predicar con el ejemplo no es excusa para que los demás no lo hagáis. Seguro que vosotros sois más buena gente que yo ;)

PD: Vale, tenéis razón: he cambiado la hora del post para que me entre en el día 15… pero es por una buena causa :P

Responder a FeWiBeF Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: